Assassin’s Creed: Unity – El fracaso de una revolución

Estoy seguro que muchos de nosotros estamos familiarizados con el lanzamiento de Assassin’s Creed: Unity en 2014 y el desastre en el que resulto.

Ubisoft estaba sentado en una pila de oro con la franquicia de Assassin’s Creed (y francamente todavía lo están aunque desconozco el cómo).

Cuando se tiene una franquicia tan exitosa, solo hay un paso lógico claramente, y es exprimirlo hasta que ya no puede dar más, como la famosa Vaca de Camilo Cruz.

Call of Duty es otro ejemplo que viene a mente; los lanzamientos anuales siguen ocurriendo y pueden ser el mayor éxito de la franquicia al volver a sus raíces (Modern Warfare) o su mayor vergüenza al querer innovar demasiado (Infite Warfare).

Justamente en un área gris entre estos dos, opino que se encuentra Assassin’s Creed: Unity; intento renovar y al mismo tiempo volver al sentimiento original de Assassin’s Creed.

En el proceso, logro convertirse en la oveja negra de la serie; recordada por muchos como uno de los juegos más injugables en su momento y por unos pocos, como yo, como el mejor Assassin’s Creed.

Assassin's Creed: Unity - El fracaso de una revolución

Después de más de 6 años, Unity aún tiene problemas, no se puede negar, desde el framerate hasta bugs gráficos o de animaciones, pero no se acercan a lo que fue en su lanzamiento.

En una época donde los juegos pueden ser actualizados en cualquier momento, un juego que falló al inicio siempre puede tener una segunda oportunidad; si bien la primera impresión es la que importa, yo puedo asegurarles que adentrarse al mundo de Unity en 2021 definitivamente vale la pena.

Venganza y Amor

Primero hay que iniciar con las introducciones. Assassin’s Creed: Unity nos pone en el papel de Arno Víctor Dorian, quien se une a la hermandad para limpiar su nombre tras ser encarcelado por el asesinato del padre del amor de su vida, Monsieur de la Serre y vengar a su propio padre en el proceso.

Arno es encantador, atractivo, y bromista, al menos inicialmente, y es un personaje del cual me enamore desde el momento en que me dieron el control.

Además de su venganza contra los Templarios, la historia de Arno está rodeada por una trama romántica con Élise de la Serre, hija de un templario quien acogió a Arno luego de convertirse en huérfano.

Assassin's Creed: Unity - El fracaso de una revolución

Me gusta la relación de Arno y Élise pero si hay algo que me decepciono, es el hecho que en muchas ocasiones Unity decide decirlo y no mostrarlo.

Nos mostraron como eran de pequeños al conocerse y luego los vemos como adultos ya teniendo muchas historias que nunca vemos, solo nos hablan de ellas, me hubiese gustado que se centraran más en el romance ya que en muchas ocasiones Arno parecía un perrito detrás de Élise mientras que ella solo estaba enfocada en su misión como Templaria.

Se escriben carta tras carta de cuanto se extrañan y recordando sus aventuras pero, nuevamente, nunca podemos ver esto.

Entiendo que este no es el enfoque de un juego de Assassin’s Creed, pero siendo algo tan importante para el arco de Arno, preferiría que profundizaran más en esto ya que, fuera de limpiar su nombre, Arno deseaba compensar a Élise debido a su involucramiento en la muerte de Monsieur de la Serre.

Criticismos ¿Fundamentados o no?

Si hay algo por lo que Assassin’s Creed: Unity es conocido, tristemente, es por su pésima recepción al momento de su lanzamiento. El primer Assassin’s Creed para la nueva generación de Xbox y Playstation resulta ser un desastre en el departamento de gráficas, historia, mecánicas, personajes, multijugador, etc… ¿Pero qué tan cierto es esto?

Utilizare este apartado para recordar que esto es completamente mi opinión. Si la de alguien difiere a la mía, bienvenido sean a comentarlo, pero continuemos.

Assassin's Creed: Unity - El fracaso de una revolución

Hablemos de lo obvio primero, la parte gráfica y de desempeño. Una de las pocas alabanzas que Unity recibió fue el increíble nivel de fidelidad grafica que tenía, incluso hoy en 2021 podría decir que es uno de mis juegos favoritos en cuanto a apariencias.

Las calles están llenas de ciudadanos molestos, multitudes que cubren plazas y calles enteras, edificios con interiores modelados y detallados, iglesias y catedrales hermosas, llegando al punto que cuando sucedió la tragedia en la Catedral de Notre Dame, la rendición de Unity era tan buena y casi idéntica que Ubisoft la ofreció como modelo para su reconstrucción.

Sin embargo, todo esto vino a un gran costo para las consolas; los famosos glitches faciales que plagaban las cinemáticas del juego, el bajo framerate que lo hacía casi injugable, constantes choques, y un sin número de otros problemas que dejaban algo muy claro: Este juego no estaba terminado.

Todo esto ha sido arreglado paulatinamente; incluso en un PS4 base personalmente no he encontrado ningún problema como los mencionados anteriormente.

Assassin's Creed: Unity - El fracaso de una revolución

Siéntete como un Asesino

Esta es honestamente la parte que más me emociona al hablar de Assassin’s Creed: Unity, y son su combate, el sigilo, y el sistema de parkour mejorado.

Empezando por el combate, el punto más débil de estos tres en mi opinión, el cual aun así prefiero por sobre el combate de Valhalla u Odyssey.

Combate

El combate de Unity es lento, es pesado, es agresivo y, como muchas otras partes del juego, una maravilla al verlo. La forma en que Arno maneja cada una de las armas es algo increíble y cada golpe está lleno de energía. Si, debo admitir que el combate es algo torpe en ocasiones, pero cuando funciona, en realidad funciona.

No es nada revolucionario, es un sistema combate básico con ataques ligeros y pesados, empujes para sacar a tus oponentes de balance, y eso es todo honestamente, pero lo que lo pone por encima de el de Odyssey y Valhalla es que es desafiante. Es un riesgo ser descubierto porque en un escenario de combate, la muerte es una realidad muy posible dependiendo de tu nivel y equipamiento.

Si debo admitir que el combate es más que nada apariencias y es muy posible que muchos prefieran evitarlo a toda costa, lo cual es entendible.

Solo puedo decir que entre 20 horas de Unity y 20 horas de Valhalla, el combate de Unity me sigue pareciendo preferible.

Sigilo

Luego vamos con el sigilo, y con toda confianza puedo decir que esta es la experiencia definitiva de Assassin’s Creed en este aspecto; iniciando con el simple hecho de que este es el primero juego en el que tan si quiera se nos permite agacharnos… increíble.

En toda seriedad, un botón para agacharse y ponerse contra los muros en lugar de ser solo acciones contextuales ayuda mucho, por más mundano que pueda sonar; pero si hay una parte del sigilo que reluce, es en las opciones.

Bombas de humo para evitar detección, bombas de cereza para crear distracciones, las Cuchillas Fantasma para un asesinato a distancia, las cuchillas Berserk, las bombas de dinero y de gas, todo esto los cuales podemos combinar para afrontar las misiones de muchas maneras distintas.

Puedes tirar una bomba de cereza y luego llenar el área de gas venenoso; puedes tirar dos Cuchillas Berserk a un solo enemigo y hacer que su corazón se detenga sin que los demás se den cuentan; puedes tirar una bomba de humo y disparar desde ella sin ser visto (lo cual puede ser un bug pero no me importa), este es el Assassin’s Creed con mayor variedad en como utiliza el sigilo.

Estoy al tanto que muchas de estas herramientas han estado presentes antes, pero usualmente solo se nos permitía equipar una a la vez; Unity nos permite seleccionar dos de antemano para poder combinarlas de la manera que veamos adecuado según la situación.

Movimiento

El sistema de Parkour es sinónimo con la franquicia de Assassin’s Creed a este punto, y Unity sobrepasa a cada entrada anterior o futura, sin lugar a dudas.

Vimos algo de esto desde Assassin’s Creed III, donde el presionar O o B en tu control al correr sobre un obstáculo creaba una animación más fluida; Unity lleva esto al siguiente nivel.

Se introduce una mecánica que nos permite decidir si queremos pasar sobre un objeto o debajo de él, si saltar de un edifico a otro o descender por el lado del edificio.

El movimiento de Arno al travesar los techos de Paris es fluido y elegante a la vez, las animaciones tienen un nivel de detalle que no he visto en ninguna otra entrada; desde la forma en que Arno se sujeta a las superficies hasta el impacto de las caídas muy altas y como el impulso de sus movimientos se ve en cada salto o aterrizaje.

Yo jamás podría demostrarlo, aunque en numerosas ocasiones intente, en su máximo esplendor.

Todos para uno…

Si hay un aspecto de Unity que extraño y el cual he pedido desde Assassin’s Creed: Brotherhood es el modo cooperativo.

A mi parecer, es algo lógico. Se llaman The Brotherhood, La Hermandad, no sería mala idea dejarme jugar con mis amigos, ¿o si?

El modo cooperativo de Unity es bastante limitado, cuenta con solamente 11 misiones y 7 atracos, lo cual no es mucho.

Las misiones nos permiten obtener piezas de armadura y armas únicas si las jugamos repetidas veces, lo cual francamente se puede tornar muy aburrido muy rápido; y los atracos son solo una manera relativamente rápida de conseguir dinero, lo cual si hice y debo admitir que valió la pena pero luego de hacer estas misiones 3 o 4 veces, pierden su encanto.

Hoy en día los servidores aún están en funcionamiento, pero te será muy difícil encontrar alguien que no vaya a terminar la misión por ti en 1 minuto, o simplemente encontrar alguien. Pero si tienes uno, dos, o tres amigos con quienes probarlo, es divertido por un tiempo

Me gustaría poder decir más sobre esta parte del juego pero, francamente, no puedo. Las misiones son decentes, algunas muy buenas incluso; al nivel en que parece que pertenecen al modo de un solo jugador.

Lamentablemente, el modo cooperativo se siente como una prueba, como si estaban probando terreno, y algo que al final no recibió la atención necesaria.

Pensamientos Finales

Finalizando en una nota más personal; lo que ocurrió con Assassin’s Creed: Unity honestamente me entristece.

En una entrevista de 2018 a Jean Guesdon, director creativo de Unity, él menciono que tenían el juego perfecto en cuanto a dirección artística y tecnología, pero no permitieron que su equipo innovara, y este pensamiento seria lo que le termino costando la vida a la franquicia de Assassin’s Creed.

Unity si innovo, pero su mal desempeño en ventas le dio la idea equivocada a Ubisoft.

Las entregas mas recientes como Origins, Odyssey, y Valhalla pueden ser entretenidos, sí, pero son Assassin’s Creed solo en nombre.

Ha pasado casi una década desde el ultimo Splinter Cell, y casi la misma cantidad de tiempo desde Unity; las entradas más recientes se están alejando del sigilo y optando por un estilo RPG similar a The Witcher lo cual no es malo, yo disfrute Assassin’s Creed: Origins, pero para fans antiguos de la serie, es imposible negar que Unity fue el último juego en la serie propiamente.

Amo los juegos de sigilo, por eso he amado esta franquicia por tantos años y por lo cual he jugado todas las entradas recientes tratando de amarla de nuevo.

Yo jamás en mi vida considere jugar Unity debido a que solo lo conocía como “Ese juego de Assassin’s Creed que era injugable”, pero agradezco a la persona que me convenció de comprarlo.

No puedo evitar pensar en qué dirección hubiese ido la franquicia si Unity no hubiera fracasado de la manera en que lo hizo y solo puedo esperar que, al igual que muchos otros y yo, Ubisoft logre ver el potencial que había en Assassin’s Creed Unity.

Assassin's Creed: Unity - El fracaso de una revolución

Este artículo es sobre mi opinión de Assassin’s Creed: Unity, pero nos encantaría escuchar la tuya también. Tampoco olvides formar parte de nuestra familia en  YouTube y Facebook para disfrutar de juegos exclusivos y transmisiones en directo.

Si buscas un poco de acción en el viejo oeste, tal vez te interese leer sobre los nuevos Contratos Sangrientos de Red Dead: Online.

Daniel Castellanos

Gamer no profesional; orgulloso Bronze IV en Apex Legends. Pokémon no es divertido y no cambiare de opinión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba