Ni no Kuni: Wrath of the White Witch Remastered Análisis

¡Es tiempo de volver a visitar Ding Dong Dell!

Haciendo una lista de joyas dentro de la generación pasada de consolas, es difícil hacer tal lista sin incluir Ni no Kuni: Wrath of the White Witch. Este JRPG prometía muchísimo con su colaboración con el famoso Estudio Ghibli. Ni no Kuni no solo cumplió con todas esas promesas de calidad, si no que supero cada una de nuestras expectativas. Han pasado ya mas de seis años desde su lanzamiento en América por parte de Bandai Namco. ¡Después de media década esta joya regresa, con todo su esplendor en Ni no Kuni Remastered!

La historia de Oliver

Para todos aquellos que no han tenido el placer de jugar Ni no Kuni, vamos a hablar un poco de su fantástica historia. Oliver es un niño común. Después de una inocente travesura, su vida cambia dramáticamente. Lo que empieza como una aventura infantil para Oliver, culmina en una desgracia que lo marca de manera irreversible. Después de varios días sumidos en la tristeza, las lagrimas de Oliver ruedan sobre uno de sus juguetes preferidos. Este mismo cobra vida, y le revela a Oliver su destino. Según una antigua profecía, Oliver librará del mal que asola un mundo paralelo al nuestro. Así inicia la aventura de nuestro protagonista para cambiar el destino del mundo de Ding Dong Dell.

Ni no Kuni: Wrath of the White Witch Remastered Análisis

¡Gameplay intacto, pero satisfactorio!

El gameplay se basa en peleas de tiempo real con elementos prestados (aunque modificados) de sagas como Pokémon, Tales y Final Fantasy. El combate se hace en su mayor parte no por Oliver si no por los “familiars”, que son las criaturas que luego de vencer puedes capturar. Ni No Kuni le da un énfasis a la manera en cómo puedes utilizar múltiples de estas criaturas en una sola batalla, creando así un gameplay bastante fluido y lleno de estrategia con cientos de posibilidades y estrategias.

Las misiones se presentan en dos tipos, siendo estos Errands y Hunts. Errands son las misiones en las cuales Oliver tiene que conseguir cierto objeto para conseguir algo más a cambio. Sonando como algo que estamos ya más que gastados de escuchar en juegos de rol, Ni No Kuni nos da una metódica fresca.

Ni no Kuni: Wrath of the White Witch Remastered Análisis

En lugar de conseguir un objeto en muchas misiones lo que se busca es, mediante magia que Oliver a logrando dominar a lo largo del juego, conseguir “partes” del corazón para personas que tienen “roto” su corazón. Estas partes pueden ser coraje o inclusive amor, dándole a Ni No Kuni nuevamente una capa más de profundidad que en este género es más que bienvenida. Las misiones tipo Hunt son un tanto más comunes y consisten en eliminar cierto enemigo para conseguir cierta recompensa, aunque estas misiones logran ser bastante entretenidas, no logran con tanto éxito ese sentimiento de logro que este juego mantiene tan presente en cada aspecto.

Vamos a lo técnico de Ni no Kuni Remastered

Muy probablemente muchos ya han jugado Ni no Kuni, así que vamos a hablar un poco de las diferencias mas notables de esta nueva entrega. En nuestro caso probamos el juego en PS4 Pro, donde se presentan dos opciones gráficas para el juego. Puedes disfrutar de Ni No Kuni: Wrath of the White Witch Resmastered en 1440p (2K) a 60 cuadros por segundo o a 2160p (4K) a 30 cuadros por segundo. Esta es la mejor manera de experimentar Ni no Kuni hasta la fecha. El estilo artístico y animaciones del juego se ven muy beneficiadas del aumento en resolución.

Ni no Kuni: Wrath of the White Witch Remastered Análisis

En el modo de 1440p, la acción es mucho mas fluida que en la versión de PS3 y el cambio de resolución es notorio y disfrutable. En el modo 4K del juego, cada detalle esta bellamente resaltado, aunque en pocas situaciones se puede experimentar una que otra caída de en la cantidad de cuadros por segundo. No es algo que sea recurrente a cada momento, ni tampoco afecta el gameplay. Aunque, si los cuadros por segundo son primordiales para ti, te recomendamos mantenerte en el modo de 1440p.

Cabe destacar que fuera de la diferencia en cuanto a resolución, el titulo se mantiene igual y sin cambios en cuanto a su historia o mecánicas. Esto no es algo malo, dado a la excelente historia y la mecánica de juego tan entretenida que Ni no Kuni ya poseía. Tampoco hay opciones adicionales en cuanto a subtitulo o doblaje. Lastimosamente, tampoco tenemos una opción de HDR, lo cual le habría agregado mucho mas vistosidad a este titulo.

Si disfrutaste nuestro análisis de Ni no Kuni: Wrath of the White Witch Remastered, lee nuestro ultimo análisis, Control, en el siguiente enlace.

Ni no Kuni: Wrath of the White Witch Remastered Análisis

Gráficos y Animaciones - 10
Ambientación y Sonido - 10
Historia - 10
Gameplay - 9
Rejugabilidad - 8.5

9.5

Es tiempo de volver a visitar Ding Dong Dell!

Ni No Kuni en su máximo esplendor

Ni No Kuni: Wrath of the White Witch Remastered es uno de esos extraños casos donde el arte, se encuentra con una narrativa impecable y un gameplay adictivo. Si no has jugado Ni no Kuni, esta es una segunda oportunidad para darte la oportunidad de experimentar uno de los mejores títulos de la generación pasada. Aun si ya has terminado esta historia en el pasado, vale la pena revisitar Ding Dong Dell.

User Rating: Be the first one !
Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar