Análisis RAD – Un Roguelike radicalmente entretenido

RAD es un juego bastante peculiar. Desde su estética hasta sus mecánicas de juego son bastante únicas. Esto no es sorpresa si vemos quien es el desarrollador. RAD viene de la mano de Double Fine Productions. Ellos son famosos por sus juegos altamente originales y con personalidad. RAD no cae lejos de esa premisa. Sera que el efecto radical de RAD nos mantiene entretenidos por una buena cantidad de tiempo? ¡Vamos a averiguarlo!

RAD y su mundo

RAD es un juego del género Roguelike, esto quiere decir que en su gran mayoría todos los escenarios visitados son generados aleatoriamente y al morir, pierdes todo tu equipamiento y poderes. La historia de RAD es fácil de seguir y cabe como anillo al dedo con el genero que el juego tiene por molde. En este mundo, que ha pasado no por uno, si no por dos Apocalipsis, la confianza para un futuro se deposita en los jóvenes. Los “Menders” han creado maquinas para sostener la vida en este vertedero lleno de radiación, mutantes y destrucción. Después de tanto tiempo, ya no hay energía suficiente para subsistir, y es deber de la juventud ir a territorios hostiles y renovar esas fuentes de poder para su pueblo.

Análisis RAD – Un Roguelike radicalmente entretenido

Con esta historia, empieza la parte Roguelike del juego, cada vez que te adentras a lo desconocido para salvar a tu pueblo y fallas, pierdes todo el progreso que tenías, todas las habilidades que consigues y una parte de tu dinero (representado por casetes de los 80). A pesar de esta constante repetición, te garantizo que no te aburres. Cada vez que vuelves a retomar tu partida, cada nivel es diferente. Con esto no digo que hay leves cambios, es totalmente diferente. Cada partida nueva posiciona los enemigos, el entorno, el terreno y hasta las habilidades que adquieres de forma totalmente aleatoria. Una vez inicias, te das cuenta de que es como jugar un nivel totalmente nuevo. Esto hace que regresar por mas RAD sea una elección bastante fácil de tomar.

Un poco más de radiación, ¿sí?

Vamos ahora a hablar del gameplay. Aquí las cosas no se complican mucho y RAD te hace todo fácil. Tienes tres ataques básicos. Uno con tu fiel arma melee, que al inicio es un bate de baseball, puedes saltar y golpear con una patada área y puedes finalmente saltar y caer bruscamente sobre tus enemigos dejándolos desconcertados por un momento y abiertos para un ataque. Antes de marcharte, el anciano líder de tu pueblo te ha dado, mediante un ritual que involucra una guitarra teclado eléctrica, la habilidad de absorber la radiación de todos los mutantes que te encuentras como enemigos. Al ir poco a poco eliminando enemigos puedes llenar una barra, al estar completa esta te da una mutación. Estas mutaciones pueden ser desde tener una cabeza de cobra que puede realizar ataques de rango, disparar tu propia cabeza en llamas como una bomba, tener una tenaza como brazo. En fin, una multitud de habilidades.

Análisis RAD – Un Roguelike radicalmente entretenido

Estas mutaciones, al ser aleatorias a veces pueden ser muy útiles y otra, pues, no tanto como quisiera. Esto depende de cada uno y de su estilo de juego. Al estar en su mayoría, todos los componentes del juego al azar, puedes sentir que el primer nivel y su jefe fueron muy fáciles y luego encontrar que el segundo nivel ofrecer tantos enemigos que mueres en los primeros minutos. Esto es normal en RAD, la posibilidad de perderlo todo siempre esta al alcance.

¿Muy fácil? ¿Muy difícil? ¡No te preocupes!

RAD, de entrada, no es un juego fácil. No porque sea de mecánicas complicadas o porque tengas mucho que entender. Es por el hecho de que tienes que aprender a tener paciencia y a dominar tanto tus ataques, como tus mutaciones. Me sorprendí inicialmente, porque el juego y sus controles parecen de lo mas simple posible. No obstante, dentro de esa sencillez, hay que saber el momento exacto para atacar, usar una de tus mutaciones y evadir. Me encanto el hecho de que cada mutación y cada vez que juegas el nivel de amenaza puede cambiar y tu estilo de juego tendrá que adaptarse a tus habilidades disponibles y a los enemigos siempre cambiantes.

Análisis RAD – Un Roguelike radicalmente entretenido

A pesar del grado de dificultad, RAD te ofrece la posibilidad de controlar, hasta cierto grado, el nivel de desafío al que tu personaje se enfrenta. Puedes aplicar un modificador a la partida para hacer las cosas mas complicadas o puedes seleccionar varias opciones para que facilitar un poco cada sesión de juego. Por ejemplo, puedes empezar una partida con una mutación de rango de inicio. Esto es EXTREMADAMENTE útil si sientes que la dificultad es mucha de entrada. Lo bueno de esto es que, el juego nunca llega a un punto donde sea imposiblemente difícil, o que sea ridículamente fácil. Siempre hay un nivel de reto.

Diseño y arte RADical

Si algo tiene RAD es personalidad. Desde un narrador que con una voz profunda y épica comenta varias acciones tanto de los menús como del gameplay, hasta un filtro estilo CRT para el menú principal. La dirección de arte es totalmente RADical. Cada escenario está repleto de detalles y de humor. El juego tiene el ADN de Double Fine en todo su esplendor. Los diálogos causan mucha risa a pesar de ser un tema tan sensible como el exterminio de la humanidad, dos veces. Los colores son vibrantes y cada escenario trae consigo uno que otro detalle que lo hace único y especial. Todo se siente muy neón y ochentero.

Análisis RAD – Un Roguelike radicalmente entretenido

El audio es buenísimo. La música es bastante adictiva. Me recordó mucho a momentos de Stranger Things y otras series y películas ambientadas en esta época. Volver a cada escenario y escuchar la excelente banda sonora es bastante satisfactorio.

Análisis RAD – Un Roguelike radicalmente entretenido

Gráficos y Animaciones - 8
Ambientación y Sonido - 9
Historia - 7.5
Gameplay - 7.5
Rejugabilidad - 8

8

Uno de los mejores Roguelikes disponibles

Un RADiante viaje

RAD cumple con todo lo que un Roguelike debería cumplir. No solo logra ese cometido, si no que agrega ese peculiar estilo de Double Fine y eleva el genero para darnos un excelente juego. Como todos los Roguelikes, siempre hay mucho al azar y probablemente esto no sea para el tipo de persona impaciente. No obstante, a pesar de esto, RAD siempre consigue emocionar en cada vuelta nueva que inicias a través de las desoladas tierras de los mutantes. A pesar de jugar por mucho tiempo, con gusto regreso por mas.

User Rating: Be the first one !
Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar