Análisis Wolfenstein: Youngblood – La sangre nueva

Ahora es el turno de las hermanas Blazcowicz de contar y seguir la historia familiar.

Desde que se anunció, Wolfenstein Youngblood tenia zapatos grandes que llenar. Su antecesor es básicamente una obra maestra por parte de MachineGames y Bethesda. La historia de Terror-Billy fue maravillosamente contada en Wolfenstein II: The New Colossus. No solo fue el predecesor de Youngblood un juego con una muy buena historia, si no que también nos demostró un increíble apartado visual y técnico. Ahora es el turno de las hermanas Blazcowicz de contar y seguir la historia familiar. ¿Sera que es una historia digna de ser contada, o las hijas del hombre que asesino a Hitler no son ni la sombra de su padre?

Las manzanas a veces caen lejos del árbol

B.J. Blazkowicz es sinónimo de un pasado complicado y de terror para los Nazis. Esta vez la aventura se centra en sus hijas gemelas, Jessica y Sophia Blazkowicz. La aventura de ambas se centra 20 años después de los eventos que suceden en Wolfenstein II: The New Colossus. La historia es simple, básicamente es una misión de búsqueda después de que su padre abandona su casa y no regresa después de un tiempo. Dentro de la historia vamos a tener personajes que regresan de The New Colossus, y un par de personajes y villanos nuevos en la saga. Cabe destacar que Wolfenstein siempre ha sido una franquicia que se destaca por una historia de guerra sombría que se centra en la obsesión del poderío Nazi. Temas que realmente siempre han sido tocados desde un punto bastante serio. Jess y Sophi son un cambio totalmente radical a esta fórmula.

Ambas gemelas son, pues, tienen un sentido del humor bastante especial. Desde la primera misión nos damos cuenta de que Jess y Sophia de verdad son “Sangre Nueva”. Wolfenstein Youngblood departe mucho de la saga principal en este spin-off. La historia esta llena de momentos memorables y a la vez tintados de humor. Es un humor crudo que refleja lo que seria ser criado por Terror-Billy. La historia es un tanto predecible, pero es bastante disfrutable a pesar de ello. En definitiva, el sentido del humor de las gemelas no va a ser del gusto de todos y con seguridad son molestas cuando sus líneas se vuelven repetitivas. No obstante, es un aire fresco que, en lo particular me pareció entretenido. No pensé reír en Wolfenstein Youngblood, pero su humor negro es bastante predominante en todo el juego.

Un gameplay de lo más Wolfenstein

A pesar del cambio radical tanto en estilo narrativo como en la misma historia, Wolfenstein Youngblood conserva el excelente gameplay de su predecesor. Las escenas de acción son increíbles y fluidas. Cada arma se siente igual de pulida que antes y la movilidad, a pesar de ser un poco mas rápida, sigue siendo igual de precisa que en The New Colossus. Uno de los detalles que mas llama la atención es la posibilidad de dar un doble salto prácticamente desde el inicio del juego. Wolfenstein Youngblood tiene escenarios mucho más amplios que The New Colossus. Esta apertura y la verticalidad que se le añadió al juego cambian mucho la experiencia, de una forma muy positiva debo agregar. Los corredores estrechos y oscuros de sus antecesores siguen presentes en uno que otro segmento, pero hay amplios laboratorios y edificios de múltiples niveles para explorar.

Análisis Wolfenstein: Youngblood - La sangre nueva

En esta ocasión, las hermanas Blazkowicz reciben experiencia por cada enemigo que eliminan y por cada misión primaria o secundaria que completan. Este sistema es fácil de entender, y por cada nivel que subes recibes puntos que puedes canjear por habilidades especiales. También puedes encontrar monedas de plata alrededor de la ciudad, estas mismas pueden ser canjeadas por modificaciones para tus armas y una que otra modificación estética para tu traje.

Mecánicas nuevas y gráficas, entre aciertos y desaciertos

El juego añade mucho espacio y verticalidad al gameplay. Todo esto esta perfectamente bien recibido, pero también hay cosas que ocupaban pulirse un tanto más. En esta ocasión cuando una granada estalla o un enemigo en la proximidad explota, este estallido te derriba al suelo. Esto es molesto cuando de verdad estas a una distancia muy prudencial de la explosión y aun así caes como pollo al suelo en día de calor. Esto también ocurre cuando hay mucha acción en pantalla, muchas veces hay tanto sucediendo al mismo tiempo que de la nada en un abrir y cerrar de ojos estas en el piso y no te das cuenta de que paso. Por suerte, al subir de nivel, puedes adquirir un perk para evitar esto.

Análisis Wolfenstein: Youngblood - La sangre nueva

Gráficamente el motor id Tech 6 nos demuestra la misma fidelidad visual que The New Colossus. Los modelos de algunos personajes pudieron esta mejor trabajados, pero los escenarios, especialmente las plazas abiertas, están bellamente detallados y muy bien estilizados. Con respecto al performance grafico dentro del juego, tuve varias ocasiones donde el juego sufrió pérdidas de FPS. A pesar de tener un modo de resolución dinámica en Xbox One X, esto aun sucedía en ocasiones aisladas. En general el rendimiento del juego en Xbox One X no es nada malo y Wolfenstein: Youngblood luce muy bien en 4K en esta consola. Estos detalles técnicos aislados realmente son poco notorios y no afectan el gameplay como tal.

La vida va mejor de a dos

Wolfenstein: Youngblood centra la mayoría de sus mejores momentos en la colaboración de ambas hermanas. El juego permite una campaña totalmente cooperativa. Encima de este detalle, todas las misiones que juegas con tus amigos, también se desbloquean en tu partida y a si mismo, recibes experiencia por cada enemigo que ellos y que tu derroten. El juego cambia drásticamente cuando se juega con un amigo, la posibilidad de cruzar escenarios completos de manera furtiva es mucho mas factible que con la IA del juego. Es bastante entretenido planear con tu compañero/a como abordar cada una de las misiones. La forma más caótica y disfrutable de jugar Wolfenstein: Youngblood en mi opinión es subir la dificultad un poco y quedar con una amigo o amiga para jugar en línea.

Análisis Wolfenstein: Youngblood - La sangre nueva

Fue bastante interesante tener la fluidez y las mecánicas de juego tan solidas de Wolfenstein en un juego cooperativo en linea. Los mejores momentos de Wolfenstein: Youngblood suceden en cooperación, tanto los momentos humorísticos con tonos de humor negro como las escenas cargadas de acción y adrenalina.

Análisis Wolfenstein: Youngblood - La sangre nueva

Gráficos y Animaciones - 8
Ambientación y Sonido - 8
Historia - 7
Gameplay - 8.5
Rejugabilidad - 6

7.5

Una historia diferente, pero entretenida

Un poco de sangre nueva para la franquicia

Youngblood nos da un vistazo de un ángulo nunca explorado en la serie. El de una persona nacida en tiempos de guerra y que no ha conocido mas que el mundo donde la amenaza Nazi siempre ha existido. Esta entrega en la saga abre puertas para contarnos historias en este universo que no encajarían del todo en la línea principal de Wolfenstein, ni tampoco cuajaría del todo con personajes como Terror-Billy.

Como un complemento al universo de Wolfenstein, Youngblood cumple muy bien su cometido. Aunque debo de advertir a los que esperan mas de lo que se nos dio en The New Order o The New Colossus. Esta sangre nueva realmente dista mucho de su padre, lo cual en algunos sentidos no está nada mal. Jess y Sophi son a veces un dolor de cabeza con sus líneas repetitivas y cursis, pero también son un cambio de aire y una vista nueva a un universo que tiene el potencial de contar historias desde muchos más puntos de vista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar