Análisis: Sea of Solitude – Un viaje introspectivo y de aceptación

Un viaje imperfecto, pero que vale la pena

Sea of Solitude es un juego de exploración del creativo estudio Jo-Mei games y publicado por EA como parte de su programa EA Originals. Es un juego complicado de explicar de cierta manera. Su duración no es tanta y pienso que cada detalle que se nos da durante al rededor tres horas, realmente pesa mucho en la historia que se nos quiere transmitir. No obstante, puedo decirles que Sea of Solitude busca ser mas que un juego, al darnos una mirada introspectiva de los muchos pesos emocionales con los que se cargan con el diario vivir y sus efectos en nuestra salud mental. Vamos a tratar de darle un poco mas sentido a esto, y dar un veredicto si vale o no la pena este recorrido emocional.

Un mar de emociones

Literalmente, es la mejor manera de describir Sea of Solitude. Casi todos los elementos visuales del juego jugan un papel metafórico. La mayoría de lo que ves es representación física de algun sentimiento, frustración o inseguridad. Desde el primer momento, estas en un bote en medio de la nada. Eres un monstruo, cuyo nombre es Kay, quien es a quien controlas durante el juego. Es difícil decir que Kay es la protagonista como tal. En Sea of Solitude, mas que protagonista, tenemos una historia que sirve de protagonista. Una historia donde todos juegan una parte esencial. Se podría decir que las vivencias de Kay y sus sentimientos, al igual que los sentimientos de los otros personajes que conoces durante el juego son el tema central.

Análisis: Sea of Solitude - Un viaje introspectivo y de aceptación

Todo el juego se desarrolla en una ciudad sumergida en el agua, donde constantemente ves monstruos gigantes. Para explorar esta ciudad, tendrás un pequeño bote. Este bote, con una pequeña linterna en su parte frontal, actúa como zona segura de toda la oscuridad que te rodea. A medida progresas con la historia enfrentas a estos gigantes monstruos, estos enfrentamientos son más diálogos y resolución de aflicciones personales que otra cosa. Siendo el objetivo del juego disipar la oscuridad de la ciudad mientras vas reconstruyendo pieza por pieza lo que llevo a Kay a convertirse en un monstruo.

Las cargas del diario vivir

En Sea of Solitude cargas con una mochila de color naranja. Los núcleos de oscuridad que debes disipar para retornar un área a su estatus normal no pueden ser destruidos. Estos núcleos que están presentes en varios puntos de la ciudad juegan el papel de recuerdos dolorosos o comentarios negativos y tóxicos. Al no poder ser destruidos, Kay debe contenerlos en su pequeña mochila naranja y cargarlos.

Análisis: Sea of Solitude - Un viaje introspectivo y de aceptación

Todo este simbolismo y las conversaciones entre Kay y los monstruos que encuentra en el camino son verdaderamente efectivas. La narración de su historia, como los temas tocados a lo largo del viaje son algo verdaderamente único y significativo para el jugador. En especial si este ha pasado por un momento difícil en su vida. Sea of Solitude nos habla de la depresión, de las inseguridades, de la violencia verbal y psicológica. Hablad de muchos temas muy complejos, y hace un muy buen trabajo en traducir estas emociones tan complejas a representaciones visuales, fáciles de identificar y de comprender.

Un viaje introspectivo que vale la pena

La debilidad de Sea of Solitude esta en su gameplay. Lastimosamente, lo intuitivo de sus metáforas no se traduce de igual manera para su gameplay. Muchas veces no entiendes que debes hacer, como enfrentar a cierto enemigo o tan siquiera que puedes hacer para avanzar. Lo único que tienes es un haz de luz que Kay puede lanzar de su mano, pero esto sirve mas para orientarnos en áreas abiertas indicando donde está el próximo punto que debemos visitar. Entiendo que este puede ser un intento de Jo-Mei para sentir esa desesperación de no saber como actuar o que hacer frente a situaciones abrumadoras de la vida. No obstante, esto resulta en un gameplay tanto monótono como poco intuitivo y en partes específicas, un poco frustrante.

Análisis: Sea of Solitude - Un viaje introspectivo y de aceptación

Hubo segmentos del juego en los cuales de verdad sentí una frustración real, porque no había anda que evitara que cierto enemigo bloqueara mi paso. Lo único que podía hacer es acercarme, hacer que el enemigo me siguiera y luego de esto correr hacia la puerta en cuestión. Esto es algo tedioso y la mayoría de los segmentos son mas de lo mismo. Kay esta indefensa en este mundo donde la clave de la supervivencia es la comprensión, esto es entendible. No obstante, las mecánicas repetitivas y lo poco intuitivo de estas mismas hacen se nuble un poco lo genial que realmente es la experiencia narrativa.

Un viaje con cargas, pero uno que vale la pena cursar

Sea of Solitude no es perfecto. Es parte de su esencia dar este mensaje. Es un viaje a veces tedioso y un poco repetitivo. Pero, si estas prestando atención vas a descubrir un viaje muy a lo interno de la mente humana y de problemas comunes que desembocan en dolorosas situaciones. La aventura de Kay y la progresión del personaje es una de las mas humanas que he visto en un videojuego. A pesar de que Sea of Solitude tenga momentos en los cuales su gameplay y mecánicas distan de ser estelares, es una experiencia que vale la pena.

Análisis: Sea of Solitude - Un viaje introspectivo y de aceptación

Lee nuestra ultima reseña, Bloodstained: Ritual of the Night!

Para leer la versión en ingles de este review, haz click aquí.

Análisis: Sea of Solitude - Un viaje introspectivo y de aceptación

Gráficos y Animaciones - 7.5
Ambientación y Sonido - 8
Historia - 8.5
Gameplay - 5.5
Rejugabilidad - 5.5

7

Recomendado para los amantes de los juegos narrativos

Si, hay puntos bajos en el juego, pero todo esto te recompensa con tres capítulos finales que, aunque mecánicamente no son perfectos, te hacen reflexionar muy a fondo en todo lo que has observado en las ultimas tres horas. Quizás, hasta hace que pienses mas a fondo y descubres una que otra herida interna que falta por sanar. Sea of Solitude nos recuerda que los video juegos son más que solo entretenimiento, y que muchas veces pueden ser herramientas de auto descubrimiento y mejora personal.

User Rating: Be the first one !
Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar